sábado, 28 de octubre de 2006

Recién llegado a este mundo desconocido


Estas son mis primeras letras en mi blog. ¡Dios mío! ya tengo blog, ya soy alguien. Mis primeras letras tienen doble objetivo, la justificación y el agradecimiento. Este último dedicado a mi maestra en esto del blog, Ana, que casi me ha obligado a abrir un blog. Espero poder darle continuidad.

La justificación, el nombre. Leemos en Cicerón, Paradoxa Stoicorum, I, 8:

neque ego umquam bona perdidisse dicam, si quis pecus aut supellectilem amiserit, nec non saepe laudabo sapientem illum, Biantem, ut opinor, qui numeratur in septem; cuius quom patriam Prienam cepisset hostis ceterique ita fugerent, ut multa de suis rebus asportarent, cum esset admonitus a quodam, ut idem ipse faceret, 'Ego vero', inquit, 'facio; nam omnia mecum porto mea.

y yo nunca diré que he perdido mis bienes si es que pierdo ganado o ajuar, y no dejaré de alabar a menudo a aquél que se llamaba Bías, según pienso, que se cuenta entre lo siete sabios de Grecia; cuando los enemigos habían conquistado su patria, Priene, y los demás huían de ella de tal manera que llevaban consigo gran parte de sus pertenencias, alguno le llamó la atención, para que hiciera él lo mismo que los demás. Él contestó: "Eso es lo que hago, pues llevo conmigo todas mis cosas".

Particularmente, creo que es una frase que casa muy bien con mi manera de ver las cosas y la vida. Al final, todos descubrimos que lo realmente importante es lo que hay en nuestro interior: nuestra personalidad, nuestras virtudes, nuestros defectos también, nuestra experiencia, nuestra formación, nuestro bagaje cultural, nuestro mundo trascendente, y no tanto nuestro aspecto exterior o nuestros bienes materiales. Gran lección la que nos da Bias de Priene.
Por eso, quiero que este blog sirva para sacar a la luz algo de mi interior, algo de ese omnia mea al que se refería Bias para que otras personas puedan conocerlo y hacerme partícipe de sus opiniones y aportaciones.

5 comentarios:

Ana dijo...

Supongo que ya imaginabas que quería ser la primera en darte la bienvenida a la blogosfera.

Para ello, nada mejor que unas líneas de nuestro común amigo:

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias...


Que disfrutes en esta aventura que ahora emprendes.

bias dijo...

Gracias, Ana. No podía ser menos que tú hicieras el primer comentario, porque este blog es tanto mío como tuyo, y espero que lo visites con frecuencia (intentaré darte pie a ello).
Agradezco tus deseos de que este espacio de reflexión, de colaboración y de compartimiento (aunque suene raro, existe esta palabra) me sirva de disfrute.
Seguiré tus consejos: no hay que escribir todos los días (αγάλια αγάλια πας μακριά).
Ευχαριστώ.

Esther dijo...

hola

Esther dijo...

También yo quiero darte la bienvenida a este espacio que cada vez mejor conoces. Seguro que tienes muchísimas cosas que contarnos.
Recordando a Bías: Emprende con lentitud lo que pienses ejecutar; pero una vez emprendido, sé constante en ello.
Te deseo lo mejor.

bías dijo...

Gracias, Esther por tus ánimos y tus deseos; lo de muchas cosas que contar, va a ser que no, usando una manida frase de cierta pareja cómica.
La frase de Bías me parece muy bonita. Ése sí que era un sabio y no como el que escribe en este blog con ese nombre prestado que es un simple aprendiz en todas las facetas de la vida.
P. D.:¡A ver si alimentas a las pirañas y dejas a las sirenas entonar sus cantos!